Elegancias


glamour_1

Sólo un alcalde de Madrid o Barcelona -hoy alcaldesas- son noticia por algo que no sea una barbaridad, una estupidez o un caso de corrupción que acabe con sus huesos en la cárcel. Que me disculpen las pequeñas ciudades, pero no soy el que discrimina las noticias. El reelegido alcalde popular de Granada, Torres Hurtado, ha reblandecido la boca: “Las mujeres, cuanto más desnudas, más elegantes”. Lejos de arreglarlo, ha continuado: “Y los hombres, cuanto más vestidos, más elegantes”. Luego ha llegado el comunicado de prensa exculpatorio: “buscaba apelar a la necesidad de usar un atuendo adecuado para el contexto de la ola de calor”. Ay, el contexto. Me va a disculpar el señor alcalde, pero no acabo de ver ni la relación entre el calor y la elegancia; ni esa relación inversa entre la temperatura y el sexo.

Los políticos tienen una pasmosa facilidad para decir una estupidez y arreglarlo con una sandez. Una estupidez porque una mujer no es más elegante por llevar menos ropa. En cualquier caso, no creo que quisiera atacar a las mujeres, ni que sea un hombre indigno. Tampoco que sea machista. Creo, más bien, que el alcalde dijo su frase porque su discurso iba dirigido a la juventud y quiso acercarse a ella como una versión de serie B de Tierno Galván en su juego de palabras de 1984: “¡Rockeros: el que no esté colocado, que se coloque… y al loro!”. En el fondo, la frase demostraba lo fuera que estaba de la Movida, pues ese “al loro” no tiene ningún sentido: parece, más bien, que sabía que era una frase hecha moderna y la soltó.

A Torres Hurtado se le critica por algo que hace 30 años habría pasado desapercibido. Y es que ha llegado tarde. La juventud, que no es la que era, ya no tontea con la libertad como en los ochenta y tiene calados a los políticos. El alcalde ha tropezado con los años, con la tiranía del lenguaje y con los torquemadas de las formas. Como dice Alaska: “La secuencia de la lluvia dorada de Pepi Luci Bom no la podríamos grabar hoy. No serían los poderes episcopales, sino los laicos, los ministerios de Igualdad y el defensor del menor los que se llevarían las manos a la cabeza”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s